Direccion General de Impuestos Internos
¿Cómo te proteges?
Conociendo todos los elementos que contiene tu factura. Cuando te entregan una factura que no es válida, significa que no van a reportar el ITBIS que ya te cobraron. Para evitar ser víctima de la evasión fiscal, sigue estos pasos:
¿Cuáles son los elementos de una factura válida?
Conoce tu factura
¡La pre-cuenta no es una factura! Como persona física debes pedir una factura con comprobante para CONSUMIDOR FINAL al finalizar cualquier transacción. Si una factura no tiene los siguientes elementos, significa que el comercio no está cumpliendo con lo requerido. Reconoce aquí los elementos de la factura:
¿En qué negocios poner atención?

Dónde estar más alerta:

Estos son los establecimientos comerciales más comunes en tu día a día que funcionan como agentes de retención del ITBIS. Recuerda pedir y revisar tu factura en cada uno de ellos.

Restaurantes
Cafeterías
Pizzerías
Bares
Discotecas
Licorerías
Ferreterías
Supermercados
Mini-markets
Repuestos
de vehículos
Car-wash
Importadoras/Tiendas
por departamentos/
Boutiques
Tiendas de
accesorios
Joyerías y
relojerías
Mueblerías
Tiendas de
electrodomésticos
Hoteles
Gift-shops
Tiendas de
calzados
¿Encontraste un error?
¿Cómo denuncias una evasión?
Siempre #RevisaTuFactura
Cuando te entreguen una factura que es no válida ¡Repórtala! Puede que más de un negocio no ofrezca factura válida; si los descubres, estas son tus opciones:
Llama
al 809-689-0131
e infórmale a uno
de nuestros
representantes
Escribe un correo a
denuncias@dgii.gov.do
Publica
en tus redes con
mención a
DGII
Envía
tu denuncia usando
el formulario de
contacto de
nuestra web
Comparte esta información
con los tuyos
Déjales saber por
Preguntas Frecuentes

Documentos o facturas que acreditan la transferencia de bienes, la entrega en uso, y/o la prestación de servicios, los cuales deben cumplir con los requisitos mínimos establecidos por la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) que es la institución que autoriza la emisión de éstos.

Secuencias alfa numéricas que identifican un comprobante fiscal otorgado por la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) a los contribuyentes que emitirán comprobantes.

A través de la oficina virtual que se encuentra en la página web: https://www.dgii.gov.do/ofv/login.aspx y en las administraciones locales de la Dirección General de Impuestos Internos.

Existen varios tipos de comprobantes fiscales, siendo los más comunes:

Facturas con Valor Fiscal: están son utilizadas para facturar a un contribuyente, sea este persona física o sociedad, para que quien la solicita pueda deducir gastos y costos de estos consumos.

Facturas para Consumidores Finales
Estos comprobantes garantizan al comprador o usuario final de los bienes o servicios, la adquisición de los mismos. Estos comprobantes no son susceptibles de uso para efectos tributarios.

Comprobantes Gubernamentales
Este tipo de comprobantes se utiliza para la facturación de bienes y servicios a entidades gubernamentales.

Regímenes Especiales de Tributación
Este tipo de comprobante se debe emitir cuando se realicen ventas de bienes o prestación de servicios a empresas acogidas a regímenes especiales de tributación como: Empresas de Zonas Francas, empresas acogidas a las leyes de desarrollo turístico y fronterizo, Cuerpos Diplomáticos acreditados en el país, otras leyes de incentivo, así como contribuyentes con autorizaciones expresas de la DGII.

Deberán utilizar comprobantes fiscales todas las Personas Jurídicas o Sociedades (SRL, S.A., ONG’S), así como las Personas Físicas al momento de realizar venta de bienes o prestación de servicios a sus clientes.

El Impuesto sobre Transferencias de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS) es un impuesto general al consumo que se aplica a la transferencia e importación de bienes industrializados, así como a la prestación de servicios.

  • La transferencia de bienes industrializados, nuevos o usados.
  • La importación de bienes industrializados, por cuenta propia o ajena.
  • La prestación y locación de servicios gravados.

Bienes exentos:

  • Animales vivos
  • Carnes frescas, refrigeradas y congeladas
  • Pescado de consumo popular o reproducción
  • Lácteos (excepto yogurt y mantequilla)
  • Leche y miel
  • Otros productos de origen animal
  • Plantas para siembra
  • Legumbres, hortalizas, tubérculos sin procesar de consumo masivo
  • Frutas sin procesar, de consumo masivo
  • Café sin tostar, sin descafeinar, cáscara y cascarilla de café
  • Cereales, harinas, granos trabajados
  • Productos de molinería
  • Semillas oleaginosas y otras semillas (para grasas, siembra o alimentos animales)
  • Embutidos
  • Cacao en grano, entero o partido, crudo o tostado y cáscara,
  • películas y demás residuos de cacao
  • Alimentos infantiles, pastas, pan
  • Agua natural y agua mineral natural embotellada o no
  • Insumos pecuaria
  • Combustibles
  • Medicamentos
  • Abonos y sus componentes
  • Insecticidas, raticidas y demás antirroedores, fungicidas, herbicidas
  • Otros insumos o bienes de capital agropecuarios
  • Libros y revistas
  • Material educativo a nivel preuniversitario
  • Sillones de rueda y demás vehículos para inválidos
  • Prótesis articulares

Servicios exentos:

  • Financieros, incluyendo seguros
  • Planes de pensiones y jubilaciones
  • Transporte terrestre de personas y de carga
  • Electricidad, agua y recogida de basura
  • Alquiler de viviendas
  • Salud
  • Educativos y culturales
  • Funerarios
  • Salones de belleza y peluquerías

Este impuesto se aplicará sobre las transferencias gravadas y/o servicios prestados con una tasa de un 18% y una tasa reducida de un 16% para los productos que se indican a continuación:

  • Yogurt y mantequilla
  • Café*
  • Grasas animales o vegetales comestibles
  • Azúcares
  • Cacao y chocolate

* Puedes obtener más información sobre los productos derivados de esta clasificación en el artículo 344 del Código Tributario modificado por la “Ley 253-12, de fecha 09/11/12, para el Fortalecimiento de la Capacidad Recaudatoria del Estado para la Sostenibilidad Fiscal y el Desarrollo Sostenible”.

- NO ENTREGA DE LA FACTURA: Frases como: “Se dañó la impresora”, “Se fue la luz”, “Tenemos problemas para imprimir”, “Te la envío por correo”, entre otras, son comunes estrategias de evasión. ¡No caigas en se gancho! Pide tu factura y revisa que contenga los elementos que le dan validez, así te aseguras de que no se queden con el ITBIS que pagas.

- PRE-CUENTA Y DOCUMENTO NO VENTA: En el caso de los restaurantes es muy común que entreguen la Pre-Cuenta o el Documento No Venta antes del pago, sin embargo este documento NO ES UNA FACTURA. Si pagaste, ¡exige tu factura!

Puedes verificar la veracidad de un NCF y/o RNC en la sección de servicios de en la página web de la DGII:

CONSULTA RNC: http://www.dgii.gov.do/servicios/consultas/Paginas/ConsultaNCF.aspx
CONSULTA NCF: http://www.dgii.gov.do/servicios/consultas/Paginas/RNC.aspx